Posteado por: rodriguezpascual | 18 febrero 2011

El traje típico de Aliste.


El traje típico de Aliste.

 

(El traje regional de Zamora, una aproximación a su estudio. Francisco Rodríguez Pascual. Biblioteca de Cultura Tradicional Zamorana, 22. Editorial Semuret. Zamora 2008. Páginas 84-90.)

 

Esta comarca zamorana es una de las tres grandes en lo que a traje regional se refiere. Contiene muchos elementos arcaicos, razón por la cual atrajo la atención de varios investigadores de etnología a finales del siglo pasado y durante la primera mitad del presente.

 

Santiago Méndez Plaza abordó el tema alistano en su librito Costumbres Comunales de Aliste y en su colaboración al Derecho Consuetudinario y Economía Popular de España, de Joaquín Costa: lleva por título “Cooperación Agrícola en Aliste”. Dice concretamente del traje alistano: “La vida simplísima y morigerada de los campesinos de Aliste, y su atavío y modo de vestir, hacen de ellos uno de los pueblos más originales de la Península. Con su montera, jubón, polainas y calzón corto, todo de paño sayal, sin más color que el propio y nativo de la lana, se aparece al que por primera vez lo contempla como un superviviente de otra edad no nada cercana”. (Tomo II, página 36. Zaragoza 1981)

 

Zamora Ilustrada dedicó también a los tipos alistanos la portada y una página interior del número correspondiente al 14 de febrero de 1883. Su autor –el historiador Ursicino Álvarez habla de “varias descripciones (de Aliste) en periódicos y libros, en la que se ha dado como cosa cierta que aquello es una especie de mundo al revés” por lo exótico de sus costumbres. La visión que él tiene del traje alistano, en su modalidad masculina es como sigue: “Parece que todavía no han perdido el traje de la edad media; a manera de casco en su montera, de ropilla, su chaquetón, y de calzas partidas sus calzones y polainas, más que cuello es gola lo que asoman de la camisa y aun no mucho que se les veía la redonda melena partiendo desde la mitad de la cabeza a la parte inferior, y recortado el cabello de la superior, o bien dejando ver la coleta cogida a manera de moño, cosa que dejaba estupefactos a los forasteros y que nos servía de gran diversión a los muchachos”…

 

Fernández Duro hace una pequeña alusión en sus Memorias al traje femenino  de Aliste y de la zona limítrofe de Sanabria: “Gastan las mujeres polainas y montera de paño pardo, justillo con aldetas y parlamenta. No se halla en el traje de las últimas (de estas mujeres) reminiscencia del collar de hierro del que salían puntas sobre la cabeza para colgar el velo, prenda que, según Artemidoro, llevaban las de Intercatia”.

 

Don Ursicino Álvarez utiliza la misma descripción para los trajes masculinos de albenses y alistanos, y que su diferencia es muy pequeña, según su opinión. Algo similar hace Felipe Olmedo Rodríguez.

 

Carlos Rodríguez Díaz dedica una de sus poesías de su libro ZAMORA a Los Carracucos. Se ha llamado históricamente carracucos a los alistanos y albenses que habitan  los valles del Aliste hasta su desembocadura en el río Grande o Esla. Al espacio geográfico que ocupan, relativamente accidentado, se le ha dado, desde hace siglos, el nombre de terruca. El citado poema de Carlos Rodríguez comienza haciendo una simpática descripción del traje de los carracucos:

 

 

Con las ceñidas polainas,

con caprichosa montera

cuya forma el capacete

del siglo XV recuerda,

con los calzones estrechos

que hasta las rodillas llegan,

con la capa, a la que unida

va la capucha severa,

recuerdo del pueblo moro

que dominó nuestra tierra,

y de la que penden flecos

que adornan tanto cual pesan;

va un vigoroso alistano,

carracuco según cuentan,

del Hospital a la Plaza

para vender diez docenas

de huevos que trae metidos

entre paja en una cesta.

Le sigue la Carracuca

con pañuelo a la cabeza

plagado de colorines,

con sayas cortas y huecas,

con un arillo disforme

pendiente de cada oreja,

y con polainas parduzcas

pues también polainas lleva

porque cual hombre trabaja

e igual hila que ara y siega.

 

 

Estos serían los rasgos más importantes del traje alistano, tipo “standard”:

 

  1. Traje de mujer.

 

–          Saya sencilla y ancha, fruncida a la cintura, de colores lisos.

–          Camisa blanca de lino, bordada en negro, azul marino o castaño.

–          Jubón, a veces en lugar de la “camisa galana”.

–          Dengue o pañuelo de lana.

–          Delantal de seda negra o de colores.

–          Vantal o faltriquera exterior.

–          Pañuelo de colores en la cabeza, anudado en la parte superior.

–          Medias blancas, generalmente caladas.

–          Abarcas, a veces zapatillas de cintas.

–          Collares de coral y algunas joyas.

 

  1. Traje del varón.

 

–          Montera o sombrero puntiagudo.

–          Calzón o pantalón de paño hasta las rodillas.

–          Polainas de paño negro, con botones de hilo del mismo color.

–          Chaleco de paño con escote cuadrado y bordados o pespunteados en la pechera y en las puñetas.

–          Calcetas o medias blancas.

–          Bordeguises o botas de cuero.

 

 

Existen variantes en el traje alistano, determinadas primordialmente por la situación geográfica de las diversas zonas de la comarca. Además, hay modalidades de traje de ocasión y profesión que ofrecen indudable interés: traje infantil de bautizo, vestido de novios, traje de hilar…

 

De Aliste se ha dicho siempre que culturalmente es una encrucijada entre Sayago, Alba, Galicia y Zamora. El vestido del hombre (excepción hecha de la montera y algunas cosas más) conserva rasgos claros del modelo “charro” de indumentaria popular. En cambio, el traje de la mujer tiene características similares a los gallegos. Ortiz Echagüe subraya convenientemente esta condición del traje alistano en su magnífica obra Tipos y Trajes de España.

 

A pesar de todo, el traje tradicional de Aliste posee una gran originalidad y personalidad de conjunto, reforzada con elementos arcaicos y autóctonos y con el esplendor de la famosa capa de chiva o capillo. A esto hay que agregar que ha sido ésta el vestido más popular de la indumentaria zamorana, masivamente usado casi hasta nuestros días.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: